Skip to main content

Noticias


La cirugía bariátrica y metabólica reduce a la mitad el riesgo de padecer hasta 13 tipos de cáncer relacionados con la obesidad

Para más información y gestión de entrevistas:

Referencias:

Las Palmas, a 24 de mayo de 2023. La obesidad es la segunda causa prevenible de cáncer después del tabaco. Alrededor del 4% al 8% de todos los cánceres1 se atribuyen a la obesidad; una enfermedad crónica que constituye un factor de riesgo para 13 tipos de cáncer según la Organización Mundial de la Salud (OMS): mama (especialmente postmenopausia), endometrio, ovario, tiroides, esófago, estómago, colon y recto, hígado, vesícula biliar, páncreas, riñón, meningioma y mieloma múltiple. El exceso de grasa corporal aumenta un 17 % el riesgo de mortalidad específica por cáncer1.

Existen numerosas evidencias del fuerte vínculo entre la obesidad y el cáncer, así como del papel que juega la cirugía bariátrica y metabólica (CBM) en dicha relación. La CBM permite reducir a la mitad el riesgo de que los pacientes desarrollen cánceres relacionados con la obesidad2. Así lo muestra un seguimiento de 10 años en más de 55.000 pacientes finalizado en 2023. Esta cirugía consigue una pérdida de peso más rápida y duradera, y puede considerarse en un subgrupo seleccionado de pacientes sobrevivientes de cáncer.

Más de 400 maestros cirujanos y cirujanas de referencia nacional e internacional en el abordaje de la obesidad analizarán este y otros temas durante el XXIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO), en colaboración con la Asociación Española de Cirujanos (AEC); que tiene lugar del 24 al 26 de mayo en el Palacio de Congresos “Auditorio Alfredo Kraus” de Las Palmas de Gran Canaria. “Nos acompañarán ponentes de EEUU, Bélgica, Egipto, Turquía, Luxemburgo, Colombia, Portugal o Argentina. Asimismo, se contará con la presencia de otros profesionales (especialistas en Endocrinología y Nutrición, Gastroenterología, Ginecología, Enfermería, especialistas en Salud Mental, profesionales de la Educación y Entrenamiento Físico), poniendo en valor el enfoque multidisciplinar y la transversalidad en el abordaje del paciente con obesidad”, ha explicado la Dra. Asunción Acosta, presidenta del congreso.

>> La obesidad no sólo se asocia directamente con un mayor riesgo de cáncer, sino también con peores características del tumor y peor pronóstico de la enfermedad

En España, la prevalencia de obesidad en adultos es del 16% y de sobrepeso el 37,6%3. La prevalencia conjunta de obesidad y sobrepeso de la población adulta española es del 53,60%: es decir, más de la mitad de la población adulta tiene obesidad o sobrepeso en nuestro país (datos de la Encuesta Europea de Salud en España 2020). Según el Observatorio Canario de Salud, el porcentaje de obesidad en la isla de Gran Canaria por zonas (2021) es el siguiente: norte 19,3%, área metropolitana 16,8% y sur 21,6%. Por su parte, según datos de la Consejería de Sanidad de Canarias (2022), el 17,5% de la población adulta canaria tiene obesidad y el 40% sobrepeso4. Asimismo, el 15% de los niños en Canarias padece obesidad infantil. Se estima que el 57% de los niños y niñas canarios padecerán obesidad a los 35 años.

La relación entre sobrepeso, obesidad y cáncer es evidente y está bien documentada. En un estudio prospectivo5 realizado en Estados Unidos con más de 900.000 individuos y publicado en The New England Journal of Medicine (2003) se demuestra que las muertes por cáncer atribuibles a la obesidad son del 20% en mujeres y del 14% en hombres.

Un artículo especial elaborado por el IARC Working Group (International Agency for Research on Cancer) y publicado también en The New England Journal of Medicine (2016), analiza más de 1.000 estudios observacionales que afectan a más de 640 millones de adultos obesos y establece que la prevalencia de cáncer es del 14,9% en mujeres y del 10,8% en hombres6. Este artículo demuestra que 4,5 millones de muertes están relacionadas directamente con obesidad y cáncer. También evidencia el efecto preventivo del control del peso corporal en el riesgo de cáncer.

La obesidad es un factor de riesgo y un factor “pronóstico” de muchos cánceres. Se ha demostrado que los pacientes con obesidad tienen peores resultados y un peor pronóstico de recuperación que los normopeso. La relación entre obesidad y cáncer es también sexo específico: en el hombre el tumor más frecuentemente relacionado con la obesidad es el colorrectal con un 54%, en la mujer los más frecuentes son el de mama con un 33,1% y el de endometrio con 31,1%.

>> Nuevas indicaciones en cirugía bariátrica: IMC 30-35 y mayores de 65 años

“La Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO) ha ratificado recientemente las nuevas guías de referencia en CBM7 que databan de 1991 y que ahora, tras 30 años de evidencia científica acumulada, abren la puerta a que personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) 30-35, así como los mayores de 65 años, puedan ser intervenidos”, ha explicado el Dr. Amador García Ruiz de Gordejuela, vicepresidente de la SECO. La evidencia nos dice que no existe límite de edad superior para la cirugía. Deben ser considerados tras la evaluación por parte de un equipo multidisciplinar. La última decisión sobre la capacitación para la cirugía la debe tomar siempre el cirujano.

En el congreso participará el Dr. Jaime Ponce, antiguo presidente de la Sociedad Americana de Cirugía de la Obesidad, y uno de los firmantes de las nuevas indicaciones en CBM de la American Society for Metabolic and Bariatric Surgery (ASMBS) y la International Federation for the Surgery of Obesity and Metabolic Disorders (IFSO), según las cuales la cirugía bariátrica y metabólica (CBM) se recomienda en pacientes: con IMC ≥ 35 (independientemente de las comorbilidades) y con IMC 30 - 35 que no alcancen una pérdida de peso suficiente o mantenida o mejoría de sus comorbilidades tras tratamientos no quirúrgicos.

Adultos sin límite de edad

No existe límite de edad superior para la CBM. Las personas mayores que se puedan beneficiar de esta cirugía deben ser consideradas tras un estudio cuidadoso de sus comorbilidades y de su fragilidad. Según las nuevas guías, la fragilidad, más que la edad, se asocia de manera independiente con una mayor tasa de complicaciones postoperatorias tras CBM.

Adolescentes y niños

Los adolescentes y los niños con IMC > 120% del percentil 95 y comorbilidades mayores, o IMC > 140% del percentil 95 deben ser considerados candidatos a CBM tras la evaluación por parte de un equipo multidisciplinar en un centro especializado.

>> El estándar de oro en el tratamiento quirúrgico de la obesidad: cirugía mínimamente invasiva con tecnología robótica

“Hoy en día, el estándar de oro en el tratamiento quirúrgico de la obesidad es el abordaje con mínimas incisiones, como ocurre en la laparoscopia. Sin embargo, con la llegada del robot quirúrgico, se ha dado un paso más allá. Esta innovadora tecnología mejora los sistemas de visión, precisión, ergonomía, amplitud de movimientos del cirujano y permite facilitar maniobras técnicamente muy difíciles durante la intervención. Aún pocos hospitales pueden disponer de este avance tecnológico, pero sin duda, es el camino del futuro”, ha comentado el Dr. Andrés Sánchez Pernaute, presidente de la SECO.

Durante este Congreso SECO se realizarán varias cirugías en directo utilizando un robot quirúrgico de última generación, retransmitidas desde el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, de la mano de referentes de la cirugía mínimamente invasiva, como el Dr. Santiago Azagra, jefe del servicio de cirugía del Centre Hospitalier de Luxemburgo, y el Dr. Andrés Sánchez Pernaute, presidente de la SECO. Podremos ver cómo el cirujano ejecuta los diferentes pasos de la intervención, permitiendo la interacción con la audiencia.